Crónicas

DE LIFSCHITZ Y MACRI AL DESIERTO LABORAL / Jorge Cadús
LA GAMBETA OBRERA

Con pocos días de diferencia, mientras el gobernador de la Provincia de Santa Fe, Miguel Lifschitz y el Ministro de Agricultura de la Nación, Ricardo Buryaile, presentaban en Alcorta el "Documento programático para la articulación de políticas de desarrollo agropecuario, industria, de comercio y servicios", y el presidente Mauricio Macri bailaba en Venado Tuerto anunciando subsidios para el sector lácteo; los trabajadores de Paraná Metal, Frideco y Vassalli -entre otras muchas empresas de la región- buscaban alternativas a la hora de gambetearle al fantasma de la desocupación. Postales dolorosas de una provincia que fue será.


CADENAS GLOBALES
El "Documento Programático para la la Articulación de Políticas de Desarrollo Agropecuario, Industria, de Comercios y Servicios", presentado por Miguel Lifschitz y su comitiva en Alcorta el jueves 17 de diciembre, plantea -a través de 20 puntos- las bases para una propuesta de integración territorial y agregado de valor: "el encadenamiento de los procesos productivos, para poder ofrecerle al mundo no solo la materia prima sino productos elaborados; promover un desarrollo sustentable; y generar un proceso virtuoso de desarrollo que permita posicionar a Santa Fe con una gran oferta de productos elaborados e industriales".
Fue el propio gobernador Lifschitz quien señaló: "si podemos hacer funcionar todo esto en red, generar sinergia y enmarcarnos en una política nacional que vaya en el mismo sentido tenemos un futuro muy promisorio".

"Hay que defender la producción santafesina. Se necesitan urgentes medidas económicas que permitan sostener a los pequeños y medianos productores y empresas, ante una crisis coyuntural que afecta al patrimonio mismo de los que producen. La combinación de la baja de precios internacionales, la pérdida de competitividad, el aumento de costos de producción y la inflación están arrastrando al sector productivo no sólo a una crisis de rentabilidad, sino también de endeudamiento, que pone en riesgo el futuro de los que trabajan y producen. Cualquier política de desarrollo requiere de una base de viabilidad y rentabilidad de los sectores productivos. En tal sentido, son positivas las medidas adoptadas en los últimos días, eliminando las retenciones a la toda la producción agropecuaria y bajando la de la soja, como así también la eliminación de las retenciones a las exportaciones industriales", sostiene el Documento.
Y define: "la existencia de una potente industria vinculada a la actividad agropecuaria ha sido y es una gran fortaleza de nuestra provincia. Se necesita una activa política industrialista que apoye al sector con fuertes incentivos, financiamiento, infraestructuras, asistencia técnica, capitación profesional y educación técnica. Es necesario recuperar el crecimiento del PBI industrial e incrementar su participación en la matriz de exportaciones y, además, promover el desarrollo industrial en el Norte de la Provincia y en las localidades del interior".

Para el ministro de Producción santafesino, Luis Contigiani, este documento "se constituye en el principal hecho político y técnico de inicio de gestión de este gobierno"; y lo calificó como "un proyecto muy importante para la actividad agroindustrial. Se trata de un conjunto de ideas de políticas para el sector, que serán exhibidas y puestas a consideración de los actores productivos para impulsar posteriormente acciones surgidas del consenso".
El funcionario socialista advirtió también que "la provincia debe integrarse a las cadenas globales a partir de la labor de los sectores agroalimentario, metalmecánico, de comercio y servicios; todo ello protegiendo el mercado interno y el trabajo"; al tiempo que agregó: "desde el Gobierno Provincial tenemos la convicción que es fundamental entender el rol de la sociedad civil y de los sector productivos, económicos, culturales y sociales en la construcción de consenso para desarrollar políticas".
La comitiva oficial fue acompañada por representantes de los sectores ligados a los agronegocios (Federación Agraria; Coninagro; Aapresid, Acsoja, Maizar, Agricultores Federados, entre otros); asociaciones ligadas al sector lácteo; pequeños y medianos empresarios metalúrgicos y metalmecánicos y referentes de las bolsas de Comercio de Rosario y Santa Fe y del sistema bancario, como Bica, Coinag, Credicoop, Macro, Santander Río, Municipal de Rosario y Nuevo Banco de Santa Fe.

EL TRABAJO GENUINO
Apenas una semana después, el 23 de diciembre, en la sede de la UOM Villa Constitución, legisladores y referentes políticos provinciales participaron de un encuentro multisectorial convocado por los trabajadores de Paraná Metal, en defensa de sus puestos de trabajo de Paraná Metal. Del encuentro con los operarios de la firma formaron parte la Municipalidad de Villa Constitución, el Ministerio de Trabajo de la provincia, concejales villenses, diputados, senadores, y diferentes gremios.
La empresa propiedad del Grupo Indalo (del empresario Cristóbal López) cerró sus puertas; y los trabajadores plantean "impulsar una reconversión fabril hacia la producción de nuevas partes y piezas, además de la posibilidad de seguir produciendo lo que hasta ahora se venía realizando".
En la reunión, el diputado Carlos Del Frade sostuvo que "el Ministerio de Industria del gobierno nacional debe dar respuestas, y es clara la responsabilidad de un empresario como Cristóbal López, claramente vinculado al kirchnerismo, porque en el medio de eso están las fuentes de trabajo de los laburantes". A su tiempo, la legisladora Mercedes Meier indicó que "es muy importante el compromiso, no solo de los trabajadores de Paraná Metal, sino de todos los metalúrgicos de la zona, con los cuales deberemos enfrentar esta lucha que será larga y debe ser en unidad. Es necesario que todo el movimiento obrero acompañe la defensa de Paraná Metal".
En agosto pasado del 2015, los trabajadores de la firma recibieron telegramas de preaviso de despido para el 31 de octubre. Sin embargo, las cesantías se prorrogaron un mes más, hasta el cierre de la planta, el primer día de diciembre.
En ese tiempo, de los 180 trabajadores intimados, alrededor de cincuenta operarios optaron por el retiro voluntario. Tanto a ellos como a los cesanteados se les liquidaron las indemnizaciones en regla. La prolijidad se perdió a la hora del pago, acordado en tres cuotas: el 4 y 22 de diciembre de 2015 y el 16 de enero de 2016. "La primera se pagó a término y de la segunda sólo se depositó el 50%, y ya iniciado el nuevo año depositaron un 20% de lo que resta de esa cuota. Dicen que la semana que viene estará el resto. Esperamos que no haya inconvenientes con la tercera", detalló José Luis Torres, de la UOM villense.

En diálogo con este medio, Carlos del Frade especificó que "hay un grupo de 106 obreros que dice que Paraná Metal puede reactivarse y están seguros que puede haber una doble línea de trabajo, en caso de que el grupo Indalo, al que responde Cristobal López, quiera desprenderse de la empresa", al tiempo que destacó que "la posibilidad de que se genere una reconversión de la empresa Paraná Metal permite lisa y llanamente que los empleados puedan a volver a tener un presente con trabajo". Para el periodista y legislador, "da la sensación de que está todo encaminado para esta reapertura. Si la empresa produce lo que dicen los empleados que pueden hacer, ellos podrían construir por ejemplo las ruedas para los ferrocarriles si es que se decide seguir con esta reactivación de los trenes en el país".
"Es imperioso, no solo mantener los puestos de trabajo, sino que se reabran nuevos. Vamos a seguir peleando y tratando de ayudar, en lo que podamos, desde la Cámara de Diputados. El lunes presentamos un pedido de eximición del inmobiliario para todas las familias de Paraná Metal que están pasando por esta terrible situación", puntualizó el diputado del Frente Social y Popular.

BAILANDO EN LAS ESQUINAS
En su visita a la ciudad de Venado Tuerto, el presidente de la Nación, Mauricio Macri, anunció "un programa de promoción para la cadena láctea, el cual se acordó con el Consejo Federal Lechero. El plan contempla un subsidio de 40 centavos por litro hasta los 3000 litros para todos los productores del sector, sin distinción entre grandes y pequeños tambos. El incentivo monetario estará vigente para los primeros tres meses del año. También se empezarán a ofrecer créditos blandos para los productores a través del Banco Nación, con el objetivo de fomentar la inversión en los establecimientos productivos".
El programa -en rigor- apenas extiende y amplía los beneficios que ese sector ya percibe a partir del último cuatrimestre de 2015, cuando se les entregaba 30 centavos por litro de leche a los productores con capacidad para elaborar hasta 3000 litros. La diferencia con el nuevo subsidio es que se ofrece por los próximos meses 40 centavos por litro; y ya no importa si son establecimientos grandes o chicos. Los productores familiares, que elaboran menos de 3000 litros por día, percibirán a partir de ahora igual subsidio que el tambo de la familia Biolcatti, por ejemplo, principal proveedora de leche para Nestle en el mundo, que produce 120.000 litros diarios.
"Mi sueño es que llenemos de los mejores quesos a todo el mundo", sentenció Macri.
Terminado el acto protocolar, Macri se reunió brevemente con Mariana Rossi Vassalli, José Candiotti y Silvana Bincoletto, directivos de la empresa Vassalli Fabril SA, asentada en Firmat.
"Tras un intercambio de palabras, los responsables de Vassalli Fabril se subieron a una trafic junto a Macri donde hablaron de la difícil situación que atraviesa la firma", sostuvieron las crónicas regionales. El intendente de Firmat, Lionel Maximino detalló al portal Firmat24 que "estas acciones tienen como propósito avanzar en forma conjunta entre los distintos estamentos del Estado, municipio, provincia y nación, en herramientas que contribuyan a mejorar la situación de la industria metalmecánica, fundamentalmente de Vassalli Fabril, a partir de la importancia que reviste para la actividad productiva local, dada la gran cantidad de fuentes laborales que dependen de la empresa".

EL DESIERTO EN CONSTRUCCIÓN
Lo cierto es que los trabajadores de Firmat atraviesan desde hace un tiempo largo una etapa de incertidumbres y postergaciones reiteradas: despidos, el cobro con atrasos y en partes del medio aguinaldo; el cobro del sueldo en cuotas.
Hacia fines de junio pasado, un conflicto gremial sacudió a Vasalli Fabril, la mayor fuente de trabajo de la ciudad de Firmat (con 600 puestos laborales), cuando se llevó a cabo una medida de fuerza en reclamo del pago del retroactivo del aumento pautado con la Unión Obrera Metalúrgica.
A fines de julio, el personal de la planta firmatense de DPA (Ex Nestlé), nucleado en el Sindicato de la Alimentación, se declaró en estado de movilización en protesta por una serie de despidos, que comenzaron con dos empleados, que contaban con 23 y 8 años de antigüedad respectivamente. Los 200 trabajadores de la fábrica se movilizaron como protesta y en defensa de las fuentes laborales. Por entonces, el secretario del gremio, Antonio Petacci, explicó que "es difícil negociar la restitución de los puestos de los compañeros porque ellos ya estaban despedidos, con los sueldos liquidados y los telegramas enviados".
No es la única firma que mantiene a sus obreros bajo la amenaza de la desocupación. La situación se repite con otras empresas metalúrgicas: si bien no hay despidos y suspensiones, algunas metalúrgicas han optado por reducir turnos de trabajo, tal el caso de Meyde que produce accesorios para cosechadoras; o la firma Alcal -cuyo dueño es Jorge Martín Vismara Vassalli, hermanastro de Mariana Vassalli- también tuvo problemas para hacer efectivo el medio aguinaldo y tiene también problemas con el pago de los sueldos.
En otros casos, como la firma Corte y Plegado Firmat -propiedad del ex concejal del FPCS Jorge Martinich- hay una amenaza cierta de cierre; mientras se gestiona una serie de créditos.

MADRUGADA TRISTE EN LA CIUDAD
La mañana del 6 de enero, Totoras amaneció distinto. El frigorífico Frideco cerró sus puertas, dejando sin trabajo a más de ochenta empleados. Según explicó el dueño de la firma, Omar Depetris, hacía un año y medio que perdía dinero; mientras que los trabajadores piden la intervención de Provincia y Nación.
"Mientras la ciudad y su gente descansa en la madrugada de los Reyes Magos, a las 4 de la mañana, hombres y mujeres argentinos trabajadores del Frigorífico Frideco de Totoras se acercaron pacíficamente hasta la planta en su horario normal de ingreso con la firme intención y actitud de demostrar sus ganas de seguir trabajando y ganando su vida dignamente como lo hacen desde hace años. En este caso fueron acompañados hasta la puerta de ingreso por los concejales de la ciudad, quienes junto a autoridades policiales constataron que los trabajadores fueron a su lugar de trabajo como todos los días, y de manera tranquila demostraron claramente su intención de asistir a su lugar de labores. Pero desde la portería les comunicaron la orden del dueño de no poder ingresar", cuenta el excelente periodista de Totoras, Darío Tauil.
Y continúa diciendo: "Las puertas siguen cerradas luego de la decisión adoptada el último lunes 4 de enero por Omar Depetris, titular de la empresa. Ese día le comunicó su decisión de cerrar a los trabajadores y a los representantes del Sindicato de la Carne de Rosario que habían llegado hasta la ciudad, y de quienes los empleados esperan mayor respaldo. El titular de la empresa dijo a quienes estuvieron en esa reunión que no está en condiciones de continuar y espera una venta de la empresa. También ofreció el retiro voluntario a sus trabajadores".
El martes 5, los concejales de Totoras se reunieron con los trabajadores, y decidieron acompañarlos hasta la puerta de ingreso de la planta sobre Ruta 91 de Totoras. Las autoridades políticas locales se comprometieron también a hablar con funcionarios provinciales y nacionales, y básicamente trasladar la problemática al Ministerio de Trabajo de la Provincia y la Nación.
Cuenta la crónica de Tauil: "Con las cámaras de nuestro Canal 4 acompañamos y registramos este intento pacífico y triste de los empleados, quienes como todos los días en plena madrugada totorense querían comenzar su jornada laboral. Luego de no poder ingresar, con el mismo silencio y sin ningún tipo de incidentes se trasladaron hasta la comisaría local para uno a uno, firmar un acta donde dejaron constancia que 'ellos quisieron trabajar pero el portero les comunicó que no podía ingresar porque no se iba a trabajar por orden del dueño del establecimiento'".
Pocas horas después, la diputada nacional Lucila de Ponti llegó a Tororas, para acompañar a los trabajadores en una nueva reunión en el Concejo Municipal de la ciudad.
"Junto al Sindicato de la Carne y representantes del Ministerio de Trabajo de la Provincia mantuvieron una reunión con la patronal donde se garantizó el pago del salario por 60 días mientras se busca resolver la continuidad del frigorífico y mantener todos los empleos", sintetizó la legisladora del Movimiento Evita. Y definió que "los despidos en el sector privado también se enmarcan en una voluntad de época motorizada por decisiones políticas que tienden a fortalecer la acción empresarial con criterio de ganancia y productividad, despreciando el valor del trabajo y la necesidad de cuidar la industria nacional. Cuando el trabajo es un costo más, es más fácil reducirlo".

La postal del frigorífico cerrado, con sus trabajadores en la calle, tiene raíces profundamente dolorosas para la ciudad. Como lo describe el propio Tauil: "una planta cerrada con sus trabajadores queriendo trabajar es una de las postales más tristes que una ciudad puede ofrecer. Y mucho más cuando aún está latente lo que Totoras vivió en el año 1997, cuando esta planta con otros dueños cerraba, y los trabajadores levantaban una carpa que duraría varios meses. Recién tres años después, en el año 2000, la empresa fue adquirida por los actuales titulares y reabrió en una jornada que se recuerda con mucha satisfacción. Muchos trabajadores recuperaban su empleo, otros nuevos trabajadores se sumarían".
"Hoy, en la apertura de un nuevo año donde todos se desean esperanzas, tristemente la historia se repite. Sería muy bueno que la comunidad en general ofrezca el apoyo y acompañe en este momento a los empleados del Frigorífico Frideco, que atraviesan esta situación de incertidumbre que los afecta directamente a ellos y conmueve a toda la comunidad. Difícil comunicar sin sentir dolor. El único deseo es que estos rostros hoy tristes se transformen en la grata sonrisa de saber que mañana hay que trabajar", resume con contundencia el cronista totorense.

**//**

Imagen: Florencia Bosio



Jorge Cadús: Es periodista. Es redactor de la revista Postales, de Prensa Regional (edición papel) y colaborador de varias páginas web de noticias. Forma parte del grupo editor del Proyecto Alapalabra, de Madres de Plaza 25 de Mayo de Rosario. Publicó "Postales de un desierto verde" (Tropiya ediciones, 2005); "Un tiempo ayer ceniza. Historias de la dictadura en el sur de la provincia de Santa Fe" (EMR, 2006) junto a Facundo Toscanini; "Combatiendo al capital. 1973-1976. Rucci, sindicatos y Triple A en el sur santafesino" (EMR, 2009), en colaboración con Ariel Palacios y "La Transa. Crónicas del narcotráfico" (Grupo Editor Postales). En TV fue director periodístico de "Audiencia Debida. Crónicas del sur", "Estación Sur. En los rieles de la patria" y "Tercer Tiempo. El relato salvaje" (Cablevisión Alcorta / Sacks Paz Televisora). Actualmente produce y conduce diariamente "Estación Sur" en Radio Imagen (Alcorta, 106.7 Mhz).