Crónicas

EL MAPA VIAL SANTAFESINO / Jorge Cadús
LA GUERRA DE LAS RUTAS

Casi en forma simultánea al comienzo de los arreglos del tramo de la Ruta Provincial 90 que une Alcorta con Santa Teresa, se conoció la renuncia forzada a su cargo del responsable de la Dirección Provincial de Vialidad, Juan José Bertero. Actos y anuncios que se dan en el marco de un debate sobre el estado de las rutas provinciales, la seguridad vial y la total ausencia de un diseño de políticas públicas que contemplen el tránsito, su infraestructura necesaria y la vida de quienes recorren a diario los caminos de estos arrabales. Una historia que refleja que al mismo tiempo que se engrosan las cifras de vidas perdidas, disminuyen los fondos y las medidas directas y urgentes que solucionen el problema.


CRUCE DE CAMINOS
En los primeros días de octubre comenzó la reparación, tan anunciada como dilatada, del trayecto de 35 kilómetros que une Alcorta con la Ruta 18, en cercanías de Santa Teresa. De esa forma se comienza a dar cumplimiento al contrato firmado en agosto pasado por el cual la empresa Rava-Milisenda se hizo cargo de la obra, que demandara $63.007.502,47.
De acuerdo a la información oficial, "la estructura existente consta de losas de hormigón armado construida en la década 1960. Dado la longevidad de la estructura y el deficiente mantenimiento, se llega al estado y condición que se encuentra actualmente. Por consiguiente, en un porcentaje menor de la superficie total de pavimentación, se proyectó la demolición y reconstrucción de losas de hormigón en 20 cm de espesor total".
El contrato contempla que "se harán las reparaciones pertinentes en el arroyo Pavón", pero "no se contempla la obra del puente de Máximo Paz"; y consigna que "se estipula 12 meses de ejecución de obra"; condicionado "a pagos, cuestiones climáticas o la aparición de algún situación que genere demoras".

En forma paralela, y aduciendo "motivos estrictamente personales", el gobierno de Santa Fe anunció la renuncia del ingeniero Juan José Bertero a su cargo de director provincial de Vialidad.
Más allá de las formalidades, el alejamiento del dirigente oriundo de Rafaela se debe a una serie de desencuentros alrededor del estado general de los caminos provinciales, y el recorte progresivo de fondos al sector.

"De los 4.500 kilómetros de ruta asfaltada que cruzan nuestra provincia, el 70% está en estado crítico", había dicho Bertero a PRENSA REGIONAL en mayo de este año, opinión que refrendó en octubre en medios de la capital santafesina; al tiempo que estimó que para reparar ese déficit necesitaba 6500 millones de pesos. Sin embargo, reveló el ajuste de la gestión de Antonio Bonfatti sobre ese rubro: "antes se destinaba el 4% del presupuesto a solucionar este tema, mientras que ahora es el 1%".
Las repercusiones de esas declaraciones, vertidas en momentos en que la cartera de Economía dirigida por Ángel Sciara se encuentra definiendo el proyecto de ley de Presupuesto, definieron la salida de Bertero del gobierno. En su reemplazo, Bonfatti nombró a Omar Saab, quien se desempeñaba como coordinador general del Programa de Mejoramiento Urbano en Asentamientos Irregulares, en el ámbito de la Secretaría de Estado del Hábitat.

Lejos de la interna frentista, pero atento a la disputa política, el diputado justicialista Leandro Busatto, definió las contradicciones del ahora ex funcionario Bertero: "reclamaba la creación de la Tasa Vial y ejecutó sólo el 37% del presupuesto asignado a Vialidad".

RUTA 90: NECESIDADES Y RETACEOS
A principios del mes de marzo de este año, el Senador provincial por del departamento Constitución, Germán Giacomino presentó en la Cámara de Senadores de la Provincia de Santa Fe un proyecto de comunicación elevando un reclamo que viene llevando a cabo desde los inicios de su gestión: la reparación y mantenimiento necesario en la Ruta Provincial N° 90. Ese Proyecto solicitaba "al Poder Ejecutivo que por intermedio del organismo correspondiente arbitre los medios necesarios para realizar de manera efectiva las tareas de reparación y mantenimiento de la Ruta Provincial N° 90, en el tramo comprendido entre la autopista Rosario Buenos Aires y la localidad de Alcorta del Departamento Constitución, Provincia de Santa Fe".

La iniciativa distingue dos tramos de la citada arteria vial, donde se hacen necesarias las tares de reparación y mantenimiento:
El tramo comprendido entre la Autopista Rosario- Buenos Aires y el denominado cruce de Santa Teresa, "donde se presenta un avanzado deterioro en la carpeta de hormigón, banquinas descalzadas y baches, siendo necesario efectuar tareas de arreglos de manera urgente, periódica y efectiva"; por un lado y el tramo que recorre desde el denominado Cruce de Santa Teresa hasta la localidad de Alcorta, que "presenta un grave estado de deterioro por lo que resulta de suma importancia efectuar arreglos y tareas de mantenimiento".

"Esta es la principal vía de los camiones de carga de granos, transporte público y el único acceso para todas las localidades que se encuentra a su vera tales como Rueda, Godoy, J. B. Molina, General Gelly, Cepeda, La Vanguardia, Sargento Cabral, Santa Teresa, Máximo Paz, Alcorta"; señala el proyecto del legislador. Y advierte que "el estado de la Ruta Provincial N° 90 genera un grado de inseguridad vial, provocando accidentes de tránsito, ruptura de vehículos, demoras en el tránsito, etc. Es por estas razones que se requieren con urgencia la concreción de obras de reparación y mantenimiento propugnadas por el presente proyecto, para de esa forma agilizar las vías de comunicación interna, logrando mayor fluidez, accesibilidad al transporte y seguridad vial".

DE KILÓMETROS Y MILLONES
Es precisamente en el tramo más devastado de esa ruta, entre las localidades de Alcorta y Máximo Paz, que el 31 de octubre de 2013 falleció en un accidente automovilístico el bailarín folclórico Julio Carranza. Los partes informativos detallaron entonces que Carranza, de 45 años de edad -director de la academia de danzas El Bagual y cuyo trabajo fuera reconocido no sólo en la región sino también a nivel nacional e internacional- murió a bordo de su Renault tras perder el control del vehículo y golpear contra una alcantarilla.
Las causas del hecho aún se discuten, y el voceo va de cuestiones como la velocidad hasta el peligro que representa manejar rápido sobre un pavimento mojado. Portadores de una cuota de verdad, los comentarios pueden completarse con el detalle de que el accidente ocurrió en una arteria, como es la Ruta Provincial 90, cuyo estado sigue dejando mucho que desear.

Sin caer en explicaciones unicausales, vale la pena no olvidar el escenario. Vale la pena remarcar que el reclamo por la reparación de la citada ruta es de vieja data, y vale la pena recordar que a las promesas gubernamentales le sucedieron más promesas.
Acaso la muerte de Carranza aceleró algunos tiempos para que el reclamo reúna a toda una región sumergida en el precario sueño de los pueblos-islas: la propuesta de salir a la Ruta en conjunto entre las localidades de Máximo Paz, Alcorta y Carreras, y cortar la arteria si es preciso, así lo dejan entrever. Seguramente habrá que ir por más para lograr oponer a la discriminación en el reparto de fondos y las miserias post electorales del gobierno provincial un proyecto que contemple la vida cotidiana.

Con una movilización que incluyó una volanteada en el cruce de la Ruta 90 y el ingreso a la localidad de Máximo Paz, vecinos de esa comunidad se manifestaron a principios de diciembre del 2013 exigiendo la reparación de la mencionada arteria provincial. Con una postergación de demasiados años, los casi 40 kilómetros de ruta que unen Alcorta con Santa Teresa demandaban –en ese momento- apenas 80 millones de pesos para una obra que profundiza su urgencia.
Como lo señaló el presidente comunal de Máximo Paz, Iván Camats, "los pasos formales de pedidos a través de notas y expedientes están cumplimentados desde el año 2007 en adelante. Ahora los pasos a seguir son trabajar conjuntamente con el senador departamental Germán Giacomino con nuestra línea política para que se dé la pelea para incorporar al presupuesto provincial los 70 u 80 millones que valdrá arreglar la Ruta provincial 90".

Camats señaló también que "esa vía es la columna vertebral del departamento Constitución, y el estado en que se encuentra nos aísla, nos deja fuera de cualquier tipo de competencia. Nosotros como comunidad hacemos un gran esfuerzo para traer fuentes laborales, y tenemos un alto costo en cuanto a transporte, porque cualquier transportista que viaje aquí tiene que contemplar el costo posible por roturas. La verdad es que hacemos un gran esfuerzo por un lado, y por el otro se dilapida".
"Me parece que deberían valorar todo lo que hace la comunidad de Máximo Paz, incluso soportar hasta después de las elecciones para no generar un acto político anterior, y después salir a reclamar y tratar de presionar para que se solucione este tema", advirtió el presidente comunal de Máximo Paz.
La noticia desató debates y cruces a lo largo de varios días, pero sus intensidades se fueron apagando hasta terminar sepultada en medio de la crónica de los balazos narcos y los detalles de la fiesta por la llegada del París Dakar. Sin embargo, la historia siguió latiendo en sus heridas abiertas.

INAUGURACIONES TARDÍAS
Fue el pasado miércoles 7 de mayo, sobre la Ruta 90 y a escasos dos kilómetros de Alcorta, en el preciso lugar donde se abre la muestra palpable de las postergaciones y las promesas incumplidas, donde se realizó el acto oficial de "inauguración" del tramo repavimentado entre esta localidad y la ruta provincial Nº 209. Del acto participaron, en representación del gobierno provincial, el ministro de Obras Públicas, Julio Schneider, y el ahora ex-administrador general de la Dirección Provincial de Vialidad, Juan José Bertero.

En diálogo con Prensa Regional, Schneider remarcó que "los trabajos efectuados abarcaron una longitud de casi 28 kilómetros y fueron realizados por la empresa Rava Construcciones"; al tiempo que anunció que "en un plazo máximo de 60 días va estar comenzando el otro tramo de esta obra, desde este lugar hasta la ruta 18, en jurisdicción de Santa Teresa, que va a concretar esta obra de valor estratégico para la gente y para la producción".
En relación a la revaluación del costo de ese tramo todavía ausente, el funcionario aseveró que "para que tengamos idea esta obra que inauguramos tuvo una inversión nominal de 76 millones de pesos, que si la actualizamos está en el orden de los 107 millones de pesos. Estimamos que a valores actuales es probable que el tramo que falta es de ese orden, con un plazo de ejecución de obras de ocho meses".

Por su parte, el entonces administrador general de la Dirección Provincial de Vialidad, Juan José Bertero, señaló que "espero que en un par de meses estemos iniciando el tramo que falta de esta obra. Digo espero, porque estamos seguros que vamos a hacer la obra, pero fue licitada en el 2011, así que hay que actualizar los valores para poder cerrar el contrato; y a esto hay que agregar que en el 2011 eran 40.100 metros cuadrados de losa a reparar y hoy estamos en el orden de 53.000 metros cuadrados. O sea, vamos a reparar todo, para que quede en excelentes condiciones".
"De no mediar inconvenientes en agosto podríamos estar iniciando las obras, con un piso de ejecución de ocho meses. En cuanto a los costos, creo que va a duplicar el valor de la licitación original que estaba en los 80 millones de pesos", detalló Bertero.

ESTADO DE EMERGENCIA
En los primeros días de marzo de este 2014, la diputada Marcela Aeberhard presentó un proyecto en la Legislatura provincial, solicitando al Poder Ejecutivo encabezado por Antonio Bonfatti que declare el estado de emergencia del tránsito en el territorio de la Provincia de Santa Fe por el plazo de un año "ante el creciente nivel de siniestralidad que se registran en los corredores viales santafesinos".
Al mismo tiempo, reclamó por la implementación de un "plan de emergencia de obra pública" para mejorar las rutas santafesinas; y recordó que el proyecto de emergencia vial fue presentado hace seis años, y aún no fue tratado por las Cámaras.

Consultado por este medio sobre el proyecto de Aeberhard, Juan José Bertero cuestionó la presentación de la legisladora opositora: "La verdad es que no puedo opinar al respecto porque nunca conocí el proyecto de la diputada. Tengo el título, pero no sé en qué consiste esto de la emergencia. Pero las rutas no se arreglan con declaraciones, hace falta inversiones y fuertes, y los recursos tienen que ser constantes, por eso planteamos el tema de la tasa vial, destinada al mantenimiento de las rutas que se cobra a través del combustible. Una especie de peaje generalizado que va a permitir tener esos recursos".

En forma paralela, el ministro de Obras Públicas, Julio Schneider señaló que "uno sabe que una provincia tan extensa como Santa Fe, atravesada por rutas nacionales que también requieren inversión, muchas veces no están a la altura de los requerimientos, fundamentalmente porque fueron rutas que se diseñaron hace muchos años, donde los camiones eran más chicos, donde la producción era menor, y donde funcionaba el ferrocarril. Entonces hoy le estamos exigiendo a nuestras rutas mucho más que para lo que fueron concebidas. En ese sentido, Vialidad tiene un presupuesto, que es público, ese presupuesto se ejecuta integralmente, y tratamos de estar construyendo rutas nuevas sino también haciendo reparaciones en cara Regional de Vialidad. Y usualmente, quienes están en la oposición, van señalando las necesidades, de las que tomamos nota y vamos tratando de darle respuestas".

MAPA DE AUSENCIAS
Más allá de las declaraciones y los actos formales, el proyecto de la diputada Aeberhard existe y se apoya en un informe técnico del Sindicato de Trabajadores Viales santafesino, que desglosa una serie de datos imprescindibles para entender la realidad cotidiana que sufren aquellos que transitan por las rutas provinciales:
- En Santa Fe la Red de Caminos Provinciales cuenta con un total de 13.629 km. de extensión.
De ellos, tan sólo 4.034 km corresponden a la red pavimentada.
Del resto, hay 1.070 Km de Red Mejorada; y 8.525 km de Calzada Natural.
- Para mediados del año 2012, el 78% de la Red Pavimentada era calificado como regular y malo.
- En los últimos 6 años disminuyó considerablemente el presupuesto asignado a Vialidad Provincial. A modo de ejemplo, en 2008 se asignó a la Dirección Provincial de Vialidad el 3,6% del Presupuesto provincial. En el año, solo se asignó el 1,33%.
- El Presupuesto para este año 2014 destina sólo 763 millones de pesos para abastecer las necesidades de estos caminos. Ese dinero representa el 1.4% del presupuesto provincial.
- A este ajuste de las partidas anuales, se añade la sub-ejecución de obras. En el caso del año 2012, por ejemplo, se ejecutó 30% menos de lo que estaba presupuestado y planeado.

Todo esto en el marco y a pesar de la creación de una superestructura en la Agencia de Seguridad Vial –que funciona en el ámbito del Ministerio de Seguridad- durante el gobierno de Antonio Bonfatti, de la mano de Hebe Marcogliese, Gustavo Franco y el hoy resguardado amigo de Hermes Binner, Marcos Escajadillo. Aquel de las relaciones nunca explicadas con el dinero narco.
Esa Agencia Provincial de Seguridad Vial de Santa Fe, con rango de Subsecretaría, está a cargo actualmente de Mariano Rafael Cuvertino -que asumió en marzo del 2012 al frente de la repartición, tras la renuncia de Claudio Canalis- y fue creada "para promover la seguridad vial en el territorio provincial, promoviendo la formación y capacitación de todos los usuarios del sistema de transporte y actores de la seguridad vial. Entre sus objetivos está generar un cambio cultural, a través de la educación, la comunicación estratégica, el control de conductas de acatamiento de la ley y la planificación del sistema del tránsito".

RUTAS DESPAREJAS
En forma casi paralela a las demandas sostenidas y las respuestas aplazadas, el diputado justicialista Mario Lacava sumó un factor no menor al debate cuando denunció "la alevosa discriminación a municipios y comunas peronistas" por parte del gobierno encabezado por Antonio Bonfatti.
"El 90% de los recursos que Vialidad Provincial entrega por convenios a municipios y comunas van a parar a administraciones del Frente Progresista", aseveró el legislador provincial, al tiempo que exigió la presencia de Bertero en la Lesgilatura, para que "explique el reparto desigual de las obras en el territorio provincial".

"Solo esta semana se han inaugurado dos obras en las que el gobierno nacional invirtió más de setenta millones de pesos en Rosario: la mitad en una planta de residuos domiciliarios, y la otra en un laboratorio que va ser orgullo nacional y latinoamericano, que ha cerrado un acuerdo con el Instituto Max Planck de Alemania", consignó Lacava; al tiempo que comparó esa situación con la sufrida por municipios y comunas peronistas: "este gobierno que vive denunciando ser discriminado por el gobierno nacional, restringe al máximo todo tipo de recursos para gestiones de otro color político. En lo que va de 2013 -por ejemplo en aportes entregados por la Dirección de Vialidad Provincial- de un total de 91 convenios celebrados con Municipios y Comunas, la DPV benefició a 67 localidades del radicalismo y sólo firmó convenios con 13 de color justicialista".

De igual manera si se tiene en cuenta los "montos" de dichos convenios, la discriminación es aún mayor, porque del total de $7.700.000, el 90 %, o sea $ 6.695.000, se los destina a Municipios y Comunas del oficialismo, mientras que para las administradas por el justicialismo, el importe no llega al 10%, es decir $769.000", concluyó Lacava.

El presidente comunal de la localidad de Carreras y miembro del Foro de Presidentes Comunales Justicialistas Pueblos Libres de Santa Fe, Germán Batista, sostuvo que "este gobierno provincial es federal a la hora de recaudar pero se maneja en términos unitarios a la hora de repartir todos los recursos. No sólo en el tema puntual del estado de las rutas o de obras públicas, sino también en cuestiones de salud, de seguridad -muchas veces nos llevan los móviles de la policía para cubrir las grandes ciudades-, de educación, que muchas veces se atrasan para nuestros pueblos y cuando uno recibe los recursos no se cubren las expectativas para los que fueron concebidas. Los pueblos tienen una gran asfixia financiera, los presidentes comunales somos los que primero ponemos la cara ante las demandas. Y creemos que tenemos derecho a una distribución justa de los recursos".

LAS RUTAS Y EL ESTADO
En su Proyecto de declaratoria de la emergencia vial , la diputada Marcela Aeberhard suma las cifras de las muertes registradas en el territorio santafesino como consecuencia de accidentes de tránsito: durante el año 2013 fueron 698 personas quienes perdieron la vida en estos arrabales, producto –entre otras variables- de lo que la legisladora define como una combinación de una "infraestructura muchas veces obsoleta, el desproporcionado aumento del parque automotor, y con conductores no concientizados".

Para Aeberhard, "es el Estado quien tiene gran parte de responsabilidad en todas estas tragedias: calles y rutas en mal estado y sin debida señalización; controles escasos y poco efectivos, más bien ‘efectistas’ y no durables en el tiempo, tornan inmanejable al sistema. Es más: el exceso y superposición de normas reglamentarias en vez de sumar seguridad agregan confusión y falta de claridad".
Ante esta situación, el proyecto de la diputada Aeberhard propone:
- "Realización de una campaña intensiva de educación vial, tendiente a crear conciencia en la población sobre la necesidad del respeto irrestricto de las normas de tránsito".
- "Concreción de un amplio programa de mantenimiento, mejoras y ampliación de la red vial y de adecuado señalamiento de las rutas y vías de circulación".
- "Normas claras, concretas, que fijen y determinen las conductas a sancionar".

La iniciativa concluye diciendo: "La ley no debe ser un discurso voluntarista lleno de buenas intenciones, sino un texto conciso y de fácil aprehensión para su destinatario. De lo contrario seguiremos creando oficinas llenas de burócratas con discursos pintorescos pero con más muertos y lesionados en las calles".

LOS NÚMEROS OFICIALES
De acuerdo a la información que brinda el Registro Nacional de Antecedentes de Tránsito y la Agencia Provincial de Seguridad Vial, las víctimas fatales (VF) registradas en accidentes de tránsito en la provincia de Santa Fe sumaron 365 en el año 2004; pasaron a 403 en el 2005, y llegaron a 443 en el año 2006.
En los años siguientes, las cifras mantuvieron esa tendencia: 604 muertes en el 2008; 543 en 2009; 545 en 2010; 594 en 2011 y 596 víctimas fatales en 2012
El 60% de los accidentes viales con víctimas fatales registrados en todos estos años se produjeron en rutas o autopistas. Al mismo tiempo, el aumento en el número de víctimas fatales no es una característica de nuestra provincia, sino que coincide con los promedios a nivel nacional.

CAUSAS Y AZARES
No son pocos los especialistas en la materia que sostienen que detrás de cada accidente en las rutas, y más allá de las responsabilidades individuales, existe un entramado de responsabilidades políticas e intereses económicos. Ramón Frediani, por ejemplo, sostiene que "obviamente, la mayoría de los accidentes automovilísticos que ocurren en Argentina, y que ocasionan ocho mil muertes y 40 mil heridos por año, se deben a imprudencias de sus conductores (exceso de velocidad, impericia en el manejo, conducir alcoholizado o con sueño, choferes sin descanso, no uso del cinturón de seguridad, ausencia de =exámenes al otorgar carné de conductor, menores al volante, etcétera). Pero la suerte en las rutas no es un fenómeno unicausal, sino que obedece a múltiples actores".

Frediani pone en primer lugar el desmantelamiento de los ferrocarriles. "Si los ferrocarriles funcionaran como corresponde, hoy habría en las rutas la mitad de los 500.000 camiones y 70.000 ómnibus que circulan a diario. Al mismo tiempo, el transporte ferroviario es más económico y tiene menor impacto ambiental que el transporte automotor. Transportar una tonelada por tren requiere la quinta parte de la energía que un camión consume", expresa.
Al pulso de una producción de cereales medidas en millones de toneladas, que en su gran mayoría se exportan, el desmantelamiento de los ferrocarriles a partir de la privatización desmanteló también al gremio ferroviario (La Fraternidad) y fortaleció al gremio de los camioneros, que hoy conduce el marplatense Hugo Moyano, ex diputado peronista (1987-1991). De la mano de ese fortalecimiento, Moyano se transformó en Secretario General de la poderosa CGT.

Al mismo tiempo, para Frediani, la actual red vial argentina es obsoleta: "Tenemos automóviles modelo 2007 y rutas modelo 1950. En 1932, al crearse Vialidad Nacional, se estableció un impuesto de cinco centavos al litro de nafta para iniciar la pavimentación de la red vial argentina. La ley 11.658 establecía además que Vialidad Nacional debía construir carreteras pavimentadas con un ancho de 6,70 metros, dimensión lógica para el tamaño de los vehículos de esa época. Han pasado 80 años y el 90% de nuestras rutas sigue con aquel ancho de pavimento, cuando ya hay camiones de 30 toneladas y ómnibus de dos pisos que cuadruplican el tamaño que tenían los modelos de los años de 1930", escribe.
Y concluye: "hoy el ancho mínimo obligatorio del pavimento de una ruta deberá ser de 10 a 12 metros".

Por último, el autor sostiene que a estas causas se suma la cantidad de automóviles en pésimo estado aún en circulación, en general con más de 20 años de antigüedad, sin que el Estado los retire compulsivamente de circulación. "Se estima que de los 5.500.000 de automóviles que hay en Argentina, un millón tiene más de 20 años. En Alemania, el Estado obliga a los fabricantes de automóviles a retirar de circulación dos millones de autos viejos por año, bajo el principio de que la industria automotriz que satura las ciudades y carreteras con vehículos es la que debe asumir el costo de descongestionarlas retirando (y reciclando) todos aquellos, que por su mal estado atentan contra la seguridad" termina diciendo Frediani.

LOS SILENCIOS
El número de muertes registradas en Santa Fe durante el año 2013 en accidentes de tránsito, 698 muertes -a razón de dos muertes por día- proviene del informe que cada año elabora y publica la Asociación Civil Luchemos por la Vida.
Para graficar lo que tiene ya una dimensión dolorosa, sumamos un dato más.
En lo últimos 15 años, esos que van desde 1998 hasta el 2012 inclusive, murieron en la provincia de Santa Fe, como consecuencia de los accidentes viales, 10.022 personas.
Es una ciudad entera arrasada por lo que se ha definido en los últimos años como una "guerra en las rutas". Una batalla sin armas, con un balance nefasto y bien documentado, donde la mayor cantidad de muertes se producen entre la medianoche y el amanecer.

Sin embargo, de la mano de estas noticias, se puede pensar también el proyecto de país que hoy, en estos arrabales, vivimos, sufrimos, y soportamos.
Un modelo que expresa su potencial genético de producir 100 millones de toneladas de granos para exportación, trasladados desde su lugar de origen a los puertos a partir de centenares de miles de camiones que transitan una red vial modelo 1950 totalmente vapuleada es una clara postal de un proyecto de país sin futuro y con un presente devastado.

Por eso, en mitad de las cifras de accidentes y muertes, muchas veces manejadas en beneficio de los intereses de quien las elabora, en mitad del dolor y las ausencias, se escribe otra crónica marcada por los silencios. Un complejo entramado de cuestiones económicas, sociales y políticas que van incluso más allá de la condición individual, y traza el mapa de una geografía para nada ajena a los últimos años de historia regional.
La privatización y el desmantelamiento de los ferrocarriles; las condiciones laborales y horarias a las que se ven sometidos los choferes de ómnibus, condiciones que alcanzan también a un gran porcentaje de los propios choferes de camiones de carga; y el desentendimiento estatal en lo referente al estado de las rutas mediante la concesión o el abandono directo, arrojan un balance donde hay ganadores y perdedores.
Y responsables directos.
Y también, por supuesto, hay impunidades que se construyen en forma cotidiana.

**//**

Imagen: Archivo Postales



Jorge Cadús: Es periodista. Es redactor de la revista Postales, de Prensa Regional (edición papel) y colaborador de varias páginas web de noticias. Forma parte del grupo editor del Proyecto Alapalabra, de Madres de Plaza 25 de Mayo de Rosario. Publicó "Postales de un desierto verde" (Tropiya ediciones, 2005); "Un tiempo ayer ceniza. Historias de la dictadura en el sur de la provincia de Santa Fe" (EMR, 2006) junto a Facundo Toscanini; "Combatiendo al capital. 1973-1976. Rucci, sindicatos y Triple A en el sur santafesino" (EMR, 2009), en colaboración con Ariel Palacios y "La Transa. Crónicas del narcotráfico" (Grupo Editor Postales). En TV fue director periodístico de "Audiencia Debida. Crónicas del sur", "Estación Sur. En los rieles de la patria" y "Tercer Tiempo. El relato salvaje" (Cablevisión Alcorta / Sacks Paz Televisora). Actualmente produce y conduce diariamente "Estación Sur" en Radio Imagen (Alcorta, 106.7 Mhz).